Como controlar la ansiedad con la comida

¿Añoras las comidas de antes? ¿Estás buscando la manera de controlar la ansiedad con la comida? Descubre cómo se puede conseguir sólo con la mente.

El antojo es un proceso mental. No estamos hablando que cuando tenemos hambre o sed pues, en este caso es nuestro cuerpo quien nos está informando de que tenemos una necesidad no cubierta.

Al hablar de antojo estamos hablando de que “nos apetece” tomar determinados alimentos que, en nuestro plan para perder panza, están desaconsejados o muy desaconsejados.

Cuando esto ocurre es muy fácil dar consejos del estilo: pues piensa en otra cosa, pues reconoce que es sólo un antojo y no le prestes atención, etc.. Este tipo de consejos son los que nos dan las personas que no son conscientes del gran esfuerzo que supone “no hacer caso” a los antojos.

También nos podemos encontrar aquellas personas que nos entienden demasiado, aquellas que sí saben las dificultades que acarrea porque ya las han pasado o porque las están pasando. Tampoco estas opiniones nos son de gran utilidad pues en un principio te sientes comprendido pero luego te das cuenta de que no te solucionan el problema.

Perder Panza - Ansiedad por la comida 01
El primer paso es que entiendas que tener un antojo no es malo. Un antojo es una manera que tiene tu cuerpo de decirte qué es lo que quiere como compensación a algo que has hecho o que estás haciendo y que no es del todo de tu agrado. Y es muy bueno recompensarnos por nuestras pequeñas victorias.

El problema está cuando estos antojos van en contra de nuestro esfuerzo por perder la panza ( es como si nuestro cuerpo estuviera en contra de nuestra voluntad y se quejara pidiéndonos justo lo que intentamos evitar).

Puesto que no podemos ni debemos controlar nuestros antojos, la idea para poder superarlos es reprogramar nuestra mente para que se nos antojen aquellos productos que además nos resultan beneficiosos para perder panza, en lugar de lo que normalmente hace: antojarnos comida basura.

En este punto destacamos el papel de la fruta, altamente nutritiva, con un gran poder saciante y, además, algunas con un alto poder quema-grasas. En lugar de una porción de pastel de chocolate, lo ideal es que se nos antoje una pieza de fruta.

El problema es que una cosa es decirlo y otra muy distinta hacerlo, sobre todo cuando estamos hablando de antojos – en principio ajenos a nuestra voluntad-.

Pero, como el objeto de esta página es ayudarnos en nuestro plan por perder panza, no vamos a dejar que este problema nos supere y vamos a mostraros un sistema de reprogramación mental para hacer que nos apetezca lo que deseamos y controlar la ansiedad con la comida.

    Perder Panza - Ansiedad por la comidad 02
  1. Debemos buscar un lugar que nos resulte cómodo y tranquilo. Un lugar en el que sepamos que vamos a poder estar un rato sin interrupciones ni distracciones. Este sitio es el que declararemos nuestro centro de operaciones en este proceso. 
  2. Una vez en nuestro sitio comenzaremos a realizar una respiración profunda hasta llegar a un alto de mucha relajación, para incrementar el proceso se recomienda hacerlo con los ojos cerrados.
    La respiración profunda se realiza sentándonos cómodamente, con una mano en el pecho y otra en la barriga. En esta posición, cogeremos aire por la nariz intentando no mover el pecho (que no se mueva la mano del pecho) e hinchando la barriga, mientras contamos hasta cuatro, mantenemos el aire mientras volvemos a contar hasta cuatro y expulsamos el aire por la boca mientras contamos hasta seis, volviendo a repetir el proceso.
    Mientras respiramos, y una vez hemos cogido el ritmo, dejamos de contar y manteniendo el ritmos respiratorio (aproximadamente) vamos sintiéndonos cada vez mas relajados y dejando nuestra mente a la deriva. 
  3. Ahora en nuestro estado de relajación imaginaremos que estamos en nuestro lugar favorito, bien sea en una plaza aislada, en una montaña, en nuestro pueblo, etc. Nos imaginaremos que estamos en ese lugar disfrutándolo, pero no como si nos viéramos como el que ve a otro sino como si lo viéramos con nuestros ojos. Nos fijamos en cada detalle intentando definir cada rincón y disfrutamos que nuestro lugar favorito sintiéndonos cada vez más relajados. 
  4. Cuando estemos en nuestro lugar preferido y sintiéndonos cada vez más relajados (recordar mantener un ritmo respiratorio), imaginaremos una cesta con nuestra fruta favorita, recién recogida, fresca y cerca de nosotros. Debemos definirla claridad, imaginándonos el color, el tacto el sabor. Imaginémonos tomando un buen bocado y sintiendo su tacto jugoso y fresco y un sabor que disfruta como nunca. 
  5. En este estado nos repetiremos diez veces (a ser posible en voz alta): “Desde ahora, cada vez que tengo deseo comer, inmediatamente sentiré el deseo de comer frutas. 
  6. Lentamente vaya contando desde 5 hasta 1 y abra los ojos. 
Este es un proceso de re-programación del pensamiento basado en la programación neuro-lingüística tan de moda últimamente por los buenos resultados que proporciona.

Hágalo con frecuencia y verá como el objeto de sus antojos cambia en poco tiempo y se dirigen hacia la fruta, con lo que conseguirá controlar la ansiedad con la comida y encaminarla a una posición mucho mas idónea para perder panza.

Piernas bonitas y ligeras

¿Por qué negarlo? Una de las razones por las que queremos Perder Panza es porque queremos lucir cuerpo y ello implica tener unas piernas bonitas, unos muslos admirables. En este artículo te vamos a mostrar una serie de consejos, tips o trucos (como quieras llamarlos) para conseguir esas piernas que lucir orgullosa.

  1. Controlar el exceso de peso 
    Perder Panza - Piernas Bonitas
    Piensa que las piernas soportan todo el peso de tu cuerpo. Cuando el peso es excesivo provoca problemas de mala circulación y la temida celulitis. 
  2. Cálzate de manera adecuada
    Los zapatos te tacón estilizan la figura pero son perjudiciales para la salud. Lo mismo puede decirse de los excesivamente bajos. Como de costumbre en el punto intermedio está la virtud, un tacón de 2 o 3 centímetros será lo ideal para tener unas piernas bonitas
  3. No estés mucho tiempo sentada
    Si por tu trabajo o cualquier otras circunstancia debes permanecer mucho tiempo sentada, esto perjudica a tu circulación sanguínea, así que trata de moverte de vez en cuando para estimularla.
  4. Depilación.
    Todos sabemos que los pelos en las piernas no resultan bonitos. Tanto si eres chico como si eres chica, debes depilarte con regularidad: si usas cuchilla no olvides aplicar primero un gel o espuma de afeitado y si tienes varices no utilices métodos con calor. 
  5. Piernas cruzadas
    La postura de piernas cruzadas es una de las peores para tener piernas bonitas pues dificulta la circulación sanguínea de retorno. 
  6. Mucho líquido
    Ingerir dos o más litros de agua al día te facilitará la circulación sanguínea y evitará la retención de líquidos (sentirte hinchada) 
  7. Duerme con las piernas levantadas.
    El dormir con las piernas ligeramente levantadas es conveniente para un buen flujo sanguíneo y compensar si has estado mucho tiempo de pie durante el día. Para hacerlo basta con que coloques un almohadón no muy alto bajo la parte de abajo del colchón.
  8. No estés mucho tiempo de pie.
    Al igual que ocurría con estar demasiado tiempo sentada, estar demasiado tiempo de pie dificulta la circulación de retorno. Para compensarlo deberás intentar moverte un poco (cambiando el peso entre los pies) y, si puedes, dar paseos (aunque sean cortos)
  9. No al calor.
    El calor, bien sea en la ducha con agua caliente, la proximidad a la estufa, la exposición prolongada al sol, etc., es perjudicial para la buena salud de las piernas y por tanto para tener unas piernas bonitas
  10. No a los zapatos.
    Siempre que podamos deberíamos andar descalzos: en casa, en el césped, en la arena, etc. es un ejercicio excelente para estimular la circulación sanguínea y tener unas piernas bonitas

Como hemos dicho estos consejos no te ayudarán específicamente a perder panza, aunque sí a tener unas piernas saludables: el primer requisito de la belleza. 


La motivación al Perder la Panza


Puede ocurrir que una persona sea consciente de que quiere perder peso pero le resulte muy difícil encontrar la motivación necesaria o que en una fase del proceso sienta que se estanca y le faltan las fuerzas para continuar. 

 A estas personas les recordamos que para bajar de peso, igual que para cualquier proyecto que se realiza en la vida, es necesario disponer de la motivación psicológica apropiada. 

No es un problema físico sino mental: sentirse sólo en el proyecto, tener miedo a intentarlo y fracasar, etc. 
Motivarse:

Trate de involucar en su cambio de actitud a otras personas de su entorno (familiares, amigos, vecinos, ...). Le ayudarán a motivarse.

Realice actividades físicas variadas para no aburrirse.


Hay que hacer un cierto cambio mental, proponernos Perder Panza como un proyecto de más tiempo, alargarlo sin buscar la rapidez, poniéndonos metas pequeñas y realistas a corto plazo.

En estos momentos de decaimiento, lo importante es no retroceder para lo cual comeremos con moderación, evitaremos picar entre horas y, el secreto: recurriremos al ejercicio

El ejercicio físico es necesario para perder peso, mucho más para mantenerlo y, en esta situación, nos puede ser de gran ayuda para motivarnos. 

El primer paso será intentar mantenernos activos todo el día: utilizar las escaleras en lugar del ascensor, dar paseos diarios, implicarte organizando excursiones, etc. 

Pronto notará los efectos y será el momento de dedicarse a actividades físicas más exigentes, aunque moderadas, como andar 1 hora diaria a buen ritmo, nadar, ir en bicicleta, etc. En poco tiempo estará en condiciones otra vez de volver a una rutina de deporte y con el estado de ánimo que tenía o que necesitaba. 

Recuerde que en el deporte es más rentable hacer poca cantidad pero a menudo que mucha cantidad pocas veces y visite nuestro producto recomendado Pierda Grasa Abdominal cuando esté preparado para comenzar con un sistema efectivo de reducción rápida de peso.